Mitos sobre vacunas

videos


Embarazo, Autismo y Vacunas

Inflamación en el embarazo relacionado con el autismo y las vacunas

23 de marzo 2013 | Por Jeffry John Aufderheide | de www.vactruth.com

 

La inflamación es un marcador biológico común en los niños autistas.

Si usted está embarazada, su médico puede ser la mayor amenaza para el desarrollo del cerebro de su hijo.

Me explico.

Durante el embarazo, su respuesta inmune es más propensa a la inflamación sistémica que cuando no está embarazada. Este tipo de respuesta puede ser perjudicial para el feto en desarrollo y una consecuencia no deseada se produce en la protección de su cuerpo durante el embarazo.

Por ejemplo, los científicos saben que las mujeres infectadas con la gripe al principio del embarazo son mucho más propensas a dar a luz a un hijo con esquizofrenia, parálisis cerebral o autismo. Alguna vez se pensó que la madre pasa el virus al bebé.

Sin embargo, ahora se sabe que la respuesta inmune inflamatoria de la madre a una infección bacteriana o viral puede lesionar el cerebro del bebé. Pero aquí está el truco a menudo ignorado por los médicos y las agencias de salud.

Los datos de Caltech del investigador Patterson Paul muestran que la estimulación del sistema inmune sin un agente infeccioso en ratones puede producir resultados similares. [1]

¿Significa esto que los médicos  pueden seguir fingiendo que los 25 microgramos de mercurio en cada vacuna antigripal es segura?

No obstante, muchos médicos, organizaciones profesionales y agencias gubernamentales utilizan un enfoque de escopeta al recomendar las vacunas contra la gripe a todas las mujeres embarazadas en cualquier trimestre. [2]

En lugar de que unas pocas mujeres embarazadas estén en riesgo por la estimulación inmunológica excesiva, yo te voy a mostrar información de gran alcance que muestra como la tonta política vacunal del gobierno está poniendo a todas las mujeres embarazadas en riesgo.

Antes de mostrar cómo las vacunas están causando inflamación en mujeres embarazadas, sin embargo, creo que es prudente considerar el consejo del economista Milton Friedman. Una vez dijo: "Uno de los grandes errores es juzgar las políticas y programas por sus intenciones en lugar de sus resultados."

Importante estudio reciente encuentra al Autismo vinculado con la inflamación

Un estudio reciente realizado en enero de 2013 financiado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) encontró que la inflamación materna durante el embarazo aumenta el riesgo de un niño de desarrollar autismo. [3]

Los investigadores del estudio fueron capaces de revisar un archivo central conocido como Banco de Suero Maternal Finlandés (FMC)  - una colección de muestras de suero recogidas prenatalmente desde 1983. El suero se extrae durante los trimestres primero y segundo de más del 98% de las mujeres embarazadas en Finlandia. [3]

Sobre 1,6 millones de muestras +, los científicos analizaron 677 casos de autismo, en busca de un marcador de inflamación bien establecido, de bajo grado llamado proteína C reactiva (PCR). Los altos niveles de PCR puede ser una indicación de que el cuerpo está respondiendo a una infección bacteriana o viral. [3]

Los resultados del estudio son claros: un potencial riesgo 80% mayor de autismo infantil, siguió a la exposición de elevados niveles maternos de PCR. Los datos muestran: a mayor nivel de PCR en la madre, mayor es el riesgo de autismo en el niño.

¿Qué pueden hacer las vacunas durante el embarazo?

Las vacunas causan inflamación en las mujeres embarazadas

Dado en el contexto de la información proporcionada más arriba, lo que se leerá a continuación puede causarle enojo.

En 2011 un estudio midió los niveles de la respuesta inflamatoria en las mujeres embarazadas que fueron inyectados con la vacuna contra la gripe. Se tomaron muestras a un día, dos días, y una semana siguiente a la vacunación. [4]

Así es como los investigadores explicaron lo que encontraron.

Incremento significativo de la PCR (proteína C reactiva) fueron vistos en uno y dos días después de la vacunación (p <05). Un efecto similar se observó para el TNF-α, para los que un aumento de dos días después de la vacunación acercó a la significación estadística (p = .06). Hubo una considerable variabilidad en la magnitud de la respuesta; coeficientes de variación para el cambio en dos días después de la vacunación fue de 122% a 728%, con la mayor variabilidad en las respuestas de IL-6 en este punto de tiempo (el énfasis es mío).

Llegaron a la conclusión:

Como resultados adversos en la salud perinatal, incluyendo preeclampsia y parto prematuro tienen un componente inflamatorio, una tendencia hacia una mayor respuesta inflamatoria inmune a los factores desencadenantes pueden predecir el riesgo de resultados adversos, proporcionando información sobre los mecanismos biológicos que subyacen al riesgo... se necesita más investigación para confirmar que la respuesta inflamatoria leve provocada por la vacunación es benigna durante el embarazo.

Este último párrafo es una admisión de que las vacunas están interfiriendo con el sistema inmune materno y probablemente cambiando el resultado del embarazo! El simple hecho es que los "expertos" no saben si las vacunas están dañando el cerebro del bebé.

Los niños de este estudio son ahora de dos o tres años de edad. ¿Qué tal un seguimiento y ver cómo muchos de ellos tienen autismo o se demoran en llegar a sus metas de desarrollo?

Si yo fuera una madre en este ensayo sobre la vacuna, me gustaría saber si la inflamación inducida por la vacuna pudo haber tenido un efecto en el cerebro de mi hijo. La tragedia es que, aunque haya pruebas de que una vacuna generó daño a mi hijo, las leyes actuales protegen completamente a los fabricantes de vacunas y los médicos de cualquier responsabilidad.

Esto debería ser una enorme bandera roja para usted.

Conclusión

El mensaje aquí no es necesariamente que los virus y las bacterias pueden causar daño al feto, es la respuesta inflamatoria de la madre. Es bien sabido que las vacunas causan inflamación sistémica, lo que podría dañar el cerebro de su hijo.

Piense en esto. 1 de cada 50 niños tiene autismo ahora.

Los médicos y las enfermeras le darán un montón de buenos deseos diciéndote que las vacunas son seguras. Ellos tienen la mala costumbre de asumir que todo el mundo tiene el mismo estado de salud y exactamente la misma composición genética.

El hecho es que no tienen manera de saber si al inyectarla con vacunas tóxicas lesionarán el cerebro de su hijo en el largo plazo.

Como un padre preocupado, investigar el calendario de vacunas ahora mismo.
Vea las vacunas que su médico planea inyectar a su hijo. Echa un vistazo a los componentes de las vacunas. Por último, tomar una decisión basada en la información y no en el temor inducido por su médico.

References

  1. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3135697/
  2. http://www2.aap.org/immunization/illnesses/flu/influenza.html
  3. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23337946
  4. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3204610/

 

 
www.librevacunacion.com.ar
webmaster MB - Este site ha sido pensado para ser visto en 800x600 pixels.