Mitos sobre vacunas

videos

 

LA MAYOR CRISIS


QUE ENFRENTA AMÉRICA HOY ES LA EPIDEMIA CRÓNICA DE ENFERMEDAD
EN LOS NIÑOS DE AMÉRICA

ROBERT F. KENNEDY, JR. | PRESIDENTE, DEFENSA DE LA SALUD INFANTIL

 




La epidemia de mala salud en los niños estadounidenses comenzó después de 1986, colindante con el paso del que resultó en una explosión del calendario de vacunas. Para niños estadounidenses nacido en 1986, solo 12.8% tenía enfermedades crónicas. Ese número ha crecido al 54% entre la generación de vacunas (los nacidos después de 1986) en sintonía con el creciente programa de vacunas.

10 DATOS QUE CADA PADRE NECESITA SABER SOBRE LAS VACUNAS

1.         Los niños nunca han estado más enfermos que hoy.  El 54% de los niños estadounidenses tienen enfermedades crónicas graves, según un encuesta de 2011 financiada por el Departamento de Salud y Humanos (HHS).  Las enfermedades incluyen trastornos del neurodesarollo, asma, alergias, trastornos de la salud mental y el comportamiento y obesidad.

2.         Un cuerpo creciente de estudios revisados por pares en animales y humanos vinculan las epidémicas de enfermedades crónicas en infancia a las vacunas— incluidas la Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacunas y las inserciones de productos de los fabricantes. El calendario de vacunas más agresivo del mundo no le ha dado a nuestro país los niños más saludables del mundo. Ahora estamos en el puesto 35 en los resultados generales de salud, justo detrás de Costa Rica, lo que hace que los EE. UU., según la mayoría de las medidas, incluida la mortalidad infantil,     sean los más enfermos del mundo desarrollado.

3.         Los fabricantes de vacunas y los proveedores de atención médica no pueden ser considerado responsable de las lesiones por vacunas. En 1986, el Congreso aprobó la Ley Nacional de Lesiones por  Vacunas Infantiles liberando a las compañías de responsabilidad por lesiones resultantes de las vacunas infantiles- “No importa cuán tóxicos sean los ingredientes, cuán negligente sea el fabricante o cuán grave sea el daño”. El acto creado el Programa Nacional de Compensación de Lesiones Causadas por Vacunas (VICP)  que se rige por el HHS. Los consumidores han pagado más de $4.2 mil millones por lesiones   por vacunas. El calendario de vacunas de EE. UU. se ha más que triplicado desde la creación de la ley en 1986.

4.         Las vacunas PUEDEN CAUSAR y DE HECHO CAUSAN lesiones. El mensaje de que las lesiones causadas por las vacunas son raras no está respaldado por hechos y evidencia anecdótica. Un estudio patrocinado de HHS por la Agencia de Investigación y Calidad de la Salud reveló que las lesiones causadas por la vacuna, cuando se rastrean utilizando registros médicos electrónicos, se producen en 1 de cada 39 vacunas administradas.

5.         La vigilancia de la seguridad de las vacunas después de la licencia está fallando a los estadounidenses y a los niños de todo el mundo. En 2018, el Sistema para Reportar Reacciones Adversas a las Vacuna (VAERS), donde médicos y pacientes informan voluntariamente de los efectos adversos de la vacuna, recibió   58.381 informes, entre ellos 412 muertes, 1.237 discapacidades  permanentes y 4.217 hospitalizaciones. Una revisión de VAERS financiada por HHS concluyó que “se notifica menos del 1% de los efectos adversos de la vacuna” a VAERS. El CDC se ha negado a autorizar o automatizar los informes de VAERS.

6.         En los ensayos clínicos, ninguna de las vacunas del CDC de EE. UU. recomendadas para la vacunación infantil se probó frente a un placebo inerte salino.  Las vacunas están reguladas  por la FDA como “biológicas” y no siempre están sometidas al mismo nivel de pruebas de seguridad que los nuevos productos farmacéuticos. Los ensayos clínicos previos a la licencia a veces son tan cortos como unos pocos días o semanas, lo que hace imposible evaluar los resultados a más largo plazo, como la enfermedad autoinmune o el cáncer. En los ensayos clínicos de la vacuna de hepatitis B Recombivax de Merck, administrado el primer día de vida, se monitorizaron menos de 150   niños durante sólo 5 días después de cada dosis.

7.         HHS ha ignorado sus obligaciones legales de estudiar las lesiones causadas por vacunas y mejorar la seguridad de las vacunas. En 1986, el Congreso, reconociendo que las compañías farmacéuticas ya no tenían ningún incentivo para hacer que las vacunas fueran seguras, ordenó al HHS estudiar las lesiones causadas por vacunas, trabajar para mejorar la seguridad de las vacunas e informar al Congreso sobre sus avances cada dos años. No ha enviado un informe de seguridad al Congreso en más de 30 años.

 8.        Las vacunas no son completamente seguras ni efectivas y el concepto de “inmunidad de rebaño” es un mito. Alrededor del 2%-10% de los individuos sanos no pueden montar niveles de anticuerpos a las vacunas rutinarias, y la inmunidad inducida por la vacuna disminuye con el tiempo. Las poblaciones que están altamente vacunadas suelen presenter brotes de tos ferina, parotidis, sarampión y varicela. Muchas enfermedades estaban disminuyendo antes del desarollo de vacunas. Los ingenieros civiles, no las vacunas, produjeron los grandes augmentos en la esperanza de vida a lo largo del siglo XX.

9.         Investigador del CDC convertido en denunciante Dr William Thompson. Ph.D. se negó la capacidad de declarar en relación con el fraude científico y la destrucción por parte de altos funcionarios del CDC en estudios críticos de seguridad de las vacunas en relación con una asociación entre las vacunas infantiles y el autismo. Thompson invocó la condición de denunciante federal y alega que los CDC destruyeron evidencia de que los niños negros tienen 3,6 veces más probabilidades de desarollar autismo si reciben la vacuna MMR antes de los 3 años.

10.       Los conflictos de interés socavan la salud de los niños. Francamente, CDC es una empresa de vacunas; posee 56 patentes de vacunas, compra y distribuye anualmente 4.600 millones de dólares en vacunas mediante el programa Vacunas para Niños. Además, Pharma financia, rellena y controla directamenta docenas de programas de CDC a través de la Fundación CDC. El CDC y la FDA han estado dominados por los intereses de los fabricantes de vacunas en lugar de actuar en beneficio del interés público. Se prevé que la industria de las vacunas superará los 48.000 millones de dólares para 2025.

 

DATOS SOBRE LA MALA SALUD DE LOS NIÑOS

•              Más de la mitad de los niños de los Estados Unidos (54%) tienen una o más enfermedades crónicas.

•              Uno de cada dos (49.5%) niños de entre 13 y 18 años ha sido diagnosticado con al menos un trastorno de salud mental.

•              Uno de cada seis niños estadounidenses (17%) tiene una discapacidad en el desarollo según el CDC. 

•              Uno de cada ocho niños estadounidenses (14%) requiere servicios de educación especial.

•              Uno de cada doce niños estadounidenses tiene asma (8.4%)

•              Uno de cada 13 niños estadounidenses tiene al menos una alergia alimentaria y dos quintas partes de los que tienen alergias a los alimentos tienen antecedentes de reacciones graves, incluyendo alergias mortales a los cacahuates.

•              Uno de cada 285 niños estadounidenses será diagnosticado con cáncer antes de cumplir 20 años. Cada año, se estima que 15,780 niños y adolecentes de 0 a 19 años de edad en los Estados Unidos serán diagnosticados con cáncer.

 


Comparta nuestros materiales y únase a la conversación.

 www.facebook.com/ChildrensHealthDefense
 @childrenshealthdefense

www.ChildrensHealthDefense.org

¡Participe con CHD! La membresía por vida es de solo $10.00.Apoye nuestros esfuerzos mediante una donación deducible de impuestos. Contáctenos como voluntario o para obtener información adicional

 

www.librevacunacion.com.ar
webmaster MB - Este site ha sido pensado para ser visto en 800x600 pixels.