Mitos sobre vacunas

videos

 

 

VACUNA CONTRA COVID-19
de ARN mensajero

Basado en CRONOLOGIA TARGET VACUNA COVID-19

de JUNTA ARGENTINA de REVISIÓN CIENTÍFICA  30/07/2020

 

 





El blanco de acción de la vacuna desarrollada para la prevención de la COVID-19 es la Enzima Convertidora de Angiotensina 2 (ACE2)-

El 2 de agosto de 2000 se publicó en la Revista Journal of Biological Chemistry (JBC), el descubrimiento de la Enzima Convertidora de Angiotensina 2 o ACE2 por la Dra Sarah R. Tipnis, como homóloga de la Enzima Convertidora de Angiotensina o ACE (DOI: 10.1074/jbc.M002615200). Esta última involucrada en la hipertensión arterial. Pudiendo identificar también el ARN mensajero que contiene el programa para su producción, y que se expresa fuertemente a nivel del tejido testicular.

En otra investigación del 1 de septiembre de 2000 en el sitio PubMed.gov (DOI: 10.1101/01.res.87,5e1) de la Dra Mary Donoghne se demuestra que la expresión de la ACE2 se da en tejido testicular y ovárico, pero no lo hace en tejido pulmonar. Lo que fue corroborado por otras investigaciones, que señalaban que la distribución de la ACE2 se restringía a pocos tejidos, entre ellos riñón, corazón aparte de testículos. Llegando a la conclusión que está muy relacionada con la fertilidad y la reproducción.

El 27 de noviembre de 2003 se publica en Nature una investigación del Dr. Wenhui Li que comprueba que la proteína S del SARSCoV se liga eficientemente con la ACE2, constituyendo esta enzima su receptor celular para la infección (DOI: 10.1038/ nature02145).

En 2003 el Dr. Li pretende imponer bajo un trabajo cuestionable que la expresión de la ACE2 se presenta a nivel pulmonar.

En 2009 y previamente a la “pandemia” H1N1 la OMS cambia su definición: de ser enfermedad distribuida mundialmente con alta letalidad, a enfermedad distribuida universalmente sin tener en cuenta la letalidad.

En mayo de 2010 la Fundación Rockfeller y el Global Business Network prevén un futuro de pandemias que requerirán acción para el control poblacional.
En enero de 2020 el Dr. Na Zhu publica en The New England Journal of Medicine que había cultivado y aislado un virus incompleto, sin cumplir con los protocolos clásicos para avalar su afirmación.

El 11 de marzo la OMS declara pandemia de COVID-19 generada por una variante de virus SARSCoV.

Poco tiempo después se comienza a hablar del desarrollo de vacunas contra COVID-19, la mayoría basada en ARNmensajero con un vector viral (Adenovirus), cultivado en células cancerinizadas de riñón y retina de aborto fetal. Cuya acción fundamental es la edición del material genético de quien la reciba para la producción de proteína S que al ligarse con la ACE2 generará infertilidad o esterilidad. Con el riesgo de ser transmisible a la descendencia.

Ello sin tener en cuenta el poco tiempo de experimentación y la falta de estudios sobre su seguridad, en principio sobre la posibilidad señalada. Y otros aspectos como la posibilidad del desarrollo de enfermedades autoinmunes, cancerosas o teratogénicas. Al punto que el laboratorio que provee la vacuna ha solicitado ser eximido de acciones legales.

Luis Marcelo Martínez

Eduardo Ángel Yahbes

 

www.librevacunacion.com.ar
webmaster MB - Este site ha sido pensado para ser visto en 800x600 pixels.