Mitos sobre vacunas

videos

LA OTRA CARA DE LAS VACUNAS (Parte II)

Ingrid Maida

Exclusivo para Eastern Group Publications

Mientras una mayoría médica promueve la vacunación masiva, una creciente minoría cuestiona su efectividad y seguridad. Mientras la industria farmacéutica investiga y produce nuevas vacunas para nuevas enfermedades, el debate a nivel médico sobre los riesgos y los beneficios de la vacunación se intensifica. Desde los inicios de la vacunación, hace dos siglos, uno de los aspectos de la controversia ha sido la efectividad o no de la vacunación en la eliminación o reducción de enfermedades infectocontagiosas.

En la actualidad, una minoría médica señala que para 1945 las muertes por enfermedades infectocontagiosas se han reducido en un 95 por ciento, mucho antes de los programas de vacunación masiva. "La disminución de estas enfermedades está relacionada con la mejora en las condiciones sanitarias y mejor alimentación, y nada tienen que ver las vacunaciones", aseguró el Dr. Eduardo Yahbes, catedrático de la Asociación Medica Homeopática Argentina y parte activa del movimiento mundial 'antivacunacion'. Para las autoridades en salud, sin embargo, esto dista mucho de la verdad. "Las mejoras socioeconómicas han tenido un indudable impacto indirecto en las enfermedades -dice Curtis Allen, representante del Centro de Control de Enfermedades (CDC)-. Pero una mirada a la actual incidencia de enfermedades a lo largo de los años no deja dudas del significativo impacto directo que las vacunas han tenido en los tiempos modernos". Según el CDC, la reducción en el uso de vacunas contra la coqueluche en Inglaterra, en 1974, provocó la epidemia de esta enfermedad para 1978. En oposición, el Dr. Yahbes señala los rebrotes de enfermedades a consecuencia de las vacunas, como en ocurrido "en Río de Janeiro donde de 80 casos de polio se pasó a 700 al comienzo de la vacunación Salk y a 1,200 luego de la introducción de la Sabin en 1965". Efectos Adversos Una mayoría de padres está consciente de que las vacunas puede generar un poco de fiebre o enrojecimiento de la piel. Pero algunos otros han sido testigos de efectos más severos, como convulsiones o incluso la muerte, y que aunque de acuerdo al CDC, son "extremadamente bajos", son también posibles.

Sin embargo, muchos médicos e investigadores consideran que existen otros efectos adversos que aun son desconocidos o que todavía no están comprobados. Al respecto, uno de los casos más controversiales es el que relaciona la vacuna MMR (sarampión, paperas y rubéola) con la "epidemia" de autismo, que en algunos estados se ha incrementado hasta en un 500 por ciento en la última década. El CDC asegura que esta relación es simplemente "casual", debido a que no existe evidencia científica que la respalde. Sin embargo, según el Dr. Bernard Rimland, fundador del Instituto de Investigaciones del Autismo de San Diego, cerca del 60 por ciento de los padres de niños autistas aseguran que el cambio radical de sus hijos vino inmediatamente después de recibir la MMR. "El autismo se elevó bruscamente a los 18 meses de edad (de los niños) en la mitad de la década de los 80, cuando la vacuna MMR llegó a usarse por todas partes. -dijo Rimland-. ¿Una coincidencia? Difícilmente". De los diversos estudios realizados con el fin de determinar si este trastorno de la personalidad pudiera ser provocado por la MMR, el conducido por Andrew Wakefield en 1998, fue uno de los que causó mayor polémica. Esta investigación planteó una posible relación entre el virus del sarampión, que fue hallado en el intestino inflamado de la mayoría de niños autistas estudiados, y el daño tóxico al nivel cerebral que pudiera ocasionar este problema neurológico. No obstante, en noviembre del 2002, otro estudio realizado en Dinamarca refutó los resultados de Wakefield al señalar que "no existía correlación entre el thimerosal de las vacunas -un derivado del mercurio- con los incidentes de autismo". Sin embargo, como en la investigación de Wakefield, las críticas a la metodología no tardaron en llegar, cuestionándose así sus resultados.

De manera parecida, existen estudios independientes que asocian diferentes vacunas con problemas como el Síndrome de Muerte Súbita Infantil, la hiperactividad, la diabetes juvenil y el asma. Pero paralelamente, existen otras investigaciones conducidas principalmente por las autoridades gubernamentales de salud, que rechazan estas vinculaciones por falta de evidencia científica. Los estudios La carencia de estudios profundos y conclusivos sobre los efectos a largo plazo es precisamente el mayor problema de la vacunación, de acuerdo al Harold Buttram... "Nunca han sido hechos, de manera definitiva o sistemática, pruebas antes-y-después de la vacunación para determinar sus efectos en varios órganos y sistemas del cuerpo, especialmente los neurológicos, inmunológicos, y hematológicos", dijo Buttram. Para él, existen motivos para sospechar de reacciones tardías que pudieran estar sucediendo sin ser reconocidas en su verdadera naturaleza "La mayor preocupación a largo plazo con las vacunas infantiles -advierte- es que la introducción de material genético extraño, especialmente en la forma de vacunas con virus vivos, dentro del sistema del niño pudiera traer cambios genéticos". Entre tanto, las autoridades de salud no dudan sobre la seguridad de las vacunas. "Las inmunizaciones son extremadamente seguras gracias a los avances en la investigación médica y la constante revisión por doctores, investigadores y autoridades de salud pública", asegura Allen, del CDC. Sin embargo, la credibilidad de esta reconocida organización de salud así como del IOM (Instituto de Medicina) fueron duramente criticadas por Dave Weldon, congresista estadounidense de Florida y médico, quien acusó a algunos de sus representantes de "manipular" y "ocultar" información, relativa a la seguridad de las vacunas. "La información provista al público (por el CDC) ignora e elimina generalmente estudios que elevan preocupaciones sobre la seguridad (de las vacunas), - acusó Weldon- y se enfoca, mas bien, en resaltar estudios epidemiológicos que favorecen su posición". Las afirmaciones de Weldon fueron expresadas en una carta enviada el 15 de enero al director del CDC, Dr. Julie Gerberding, solicitando la suspensión de la próxima reunión del Comité de Revisión sobre la Inmunización Segura (dependiente del IOM), planeada para el 9 de febrero. De acuerdo a Weldon, la información "limitada e incompleta" que se planea revisar en esta reunión, genera demasiadas dudas sobre la objetividad de las conclusiones a las que se pudiera llegar. "Hemos rasgado tímidamente la superficie de esta área en términos de investigación sobre las vacunas -dijo Buttram a EGP-. Y al final de todo, simplemente no sabemos que estamos haciendo con ellas".

 

www.librevacunacion.com.ar
webmaster MB - Este site ha sido pensado para ser visto en 800x600 pixels.